miércoles, 22 de octubre de 2014

Si no soy yo, ¿quién?. Si no es ahora ¿cuándo?

3 comentarios :

  1. Yo soy ese que, como no sé nada, creo que lo sé todo.Me admiro de mi mismo. Porque me comparo. Y venzo. Venzo a todos. Soy el océano. Soy todo. Y todo es para mi. No diferencio. Ni entiendo el sufrimiento del que habláis. Porque cuando decís sufrir, yo no siento nada.
    La curiosidad es la esencia de la humanidad. No buscamos en la nada, como perros. Buscamos entre los pliegues. Buscamos las debilidades. Y las utilizamos. Sin conciencia. Enmascarados.
    Somos los que rehacen los guiones de Hollywood. Nuestra varita mágica transforma la realidad ante tus ojos. La transforma en tus deseos. Y luego, te los vendemos.
    Entonces, te podemos acusar de robar. De robar tus deseos.
    Soy el que todo lo quiere. Mi naturaleza está en poder.
    Asumo tu condición de objeto. Para ello, has de ver en mi a tu mejor amigo.
    Apelo al consenso, para bloquear cualquier cambio. Sobre todo los posibles.
    Apelo al compromiso. Pero no se que pueda ser eso. Aunque debe ser importante. Por eso apelo a él con voz grave.
    Soy quien tu no quieres ser. Pero parezco otra cosa. Parezco lo que tu deseas. Porque deseas que tus deseos permanezcan ocultos; aunque norenuncias a ellos. Tus deseos te aterran. Solo nosotros podemos satisfacerlos en tu anonimato.
    Tu sabes quien soy. Pero puedes negarlo ante todos; incluso ante ti mismo. Con voluntad y miedo. Mi voluntad y tu miedo.
    Te gustaría no haber leído, pero sabes lo que está escrito desde antes de la escritura. Deambulas entre la oscuridad, que crees luz, y el temor que yo te infrinjo, para el que me suplicas resguardo.
    Quieres ser como yo. Pero sabes que no puedes. No me miras. Me utilizas. Vótame, con carita de ángel, y tus culpas serán mías.
    Déjame entrar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero, no hay un aquel puro
      y entre ciencia y creencia
      se disipa la conciencia
      del ser que creyó que tuvo.

      Suenan flojas monsergas
      en la voz de quien cree extraño
      aquello que causa daño
      sirviendo a quien las hace siervas.

      Maldigo la floja razón
      de quien habla y queda quieto
      escupiendo su irrespeto
      a expensas del corazón.

      Y tiendo la mano al amigo
      al hermano que sin saber sabe
      que en mente humana no cabe
      verdad más que la que no digo.

      Certera como una flecha
      disparada por un ciego
      es la verdad que no niego
      y que desde mi noche oscura me acecha.

      Para terminar, termino y sigo
      venciendo la cruel desidia
      y abrazándome a la envidia
      que a veces me das buen amigo.

      Eliminar
  2. Una caja de zapatos encima de una papelera.
    Un proyecto de megamacro base de datos personales de todos los sospechosos … de ir en avión.
    Madrid colapsada.
    El gentío, acojonado, pide menos libertad y más seguridad.
    Podemos se frota las manos; otros le están aprobando la legislación que necesitará su dictadura.
    Ellos contra nosotros.
    Mujeres contra hombres.
    Jóvenes contra viejos.
    Colorines enfrentados.
    Españoles de Cataluña contra Españoles de Cataluña.
    Solos contra todos.
    Cada vez más somos la gota y menos el mar.

    ResponderEliminar